martes, 25 de septiembre de 2012

Con lo que me gustaba ser la nueva Laura Holt...


—Qué le vamos a hacer —dijo Bárbara, mi jefa, cuando cerró la puerta de la agencia de detectives por última vez.
El despido por cese de actividad no me pilló por sorpresa: cinco meses con una media de 2,6 clientes al mes no resulta rentable. Aun así el disgusto fue tremendo.
—Qué mal —contesté con lágrimas asomándome a los ojos y el corazón en un puño.
¡Me encantaba ese trabajo! Era guay cuando me preguntaban: “¿y en qué estás ahora?”, y yo contestaba, “en una agencia de detectives” y añadía “me ocupo de los perfiles de los sospechosos, las escuchas, las persecuciones en coche, ya sabes, lo normal” y me retiraba el pelo de la cara en un gesto de tranquila superioridad conseguido después de cientos de peleas cuerpo a cuerpo con criminales de mala calaña. ¡Qué más daba que no hubiese investigado mucho (ni poco), lo mejor estaba por llegar! Era muy…, ya sabes, un trabajo que decía mucho de mí. ¡Hasta estaba ahorrando para una gabardina de Burberry! Qué pena más grande, por Dios…
Pero no me apoqué. ¡Soy una chica de acción!
Al día siguiente preparé litros de te y empecé a escribir sobre cine, series de televisión, blanqueamiento dental, cavitación, teatro, el nuevo negro, los tacones de 11 cm, los chupetes customizados, los flexos vintage, El lobo estepario, la guindilla, los sándwiches del Vips, el esquí acuático… Exprimí mi cerebro y tecleé artículos como una loca durante cinco días.
Preparé un dossier con fotos en soporte papel, en iPad, en portátil… En fin, hice todo lo que se me ocurrió y casi todo lo que se les ocurrió a mis hermanas y me fui a recorrer las oficinas de las revistas que encontré a través de Google.

Redacción de Cuore:
—¿Qué desea? —me preguntó una chica en la recepción.
—Quería… —titubeé unos segundos.
—Déjeme lo que quiera que ya se lo daré yo a quien sea.
Con serias dudas le entregué los artículos en formato papel. Sé lo que piensas y estoy de acuerdo contigo: me juego mi mano derecha a que acabaron en la papelera.

Redacción de InTouch:
—¿Qué desea?
—Quería hablar con el redactor jefe.
—¿Tiene cita?
—No, la verdad es que…
—Si apunta en esta hoja el motivo de su visita y un teléfono, se pondrá en contacto con usted lo antes…
¡Que fallo más tonto!


Redacción de Telva:
—¿Qué desea?
—Quería hablar con el redactor jefe.
—¿Tiene cita?
—Sí, claro, por supuesto.
—¿Con quién exactamente?
—Pues…, esto…, ¿el señor García?
Venga ya…, ¡en todas las oficinas debería haber un señor García por convenio!


Redacción de Glamour:
—¿Qué desea?
—Quería hablar con el redactor jefe.
—¿Tiene cita?
—Faltaría más.
—¿Con quién exactamente?
—Esto…, ¿¿¿usted sabe con quién está hablando???
No me juzgues con dureza. Sé que esa frase es horrible, de vieja maleducada y que nunca da resultado pero empezaba a estar desesperada.

Redacción de Vogue:
—¿Qué desea?
—Quería hablar con el redactor jefe.
—¿Tiene cita?
—Sí.
—¿Me dice el nombre de la persona con la que ha quedado?
Qué manía más tonta con los nombres…
—Anna Wintour —solté con confianza.
La recepcionista por su parte soltó una carcajada. No, no de las de alegre camaradería; era más del tipo “hiena-cruel”. Pero me quedé con su cara, verás cuando Vogue se entere al fin de mi existencia…

Entre la visita de Intouch y la de Telva me llamaron del taller de coches. Despistada (juraría que había visto el coche en el garaje al salir de casa), traté de explicarle al señor que me llamaba que debía haber un error:
—Señorita, no la llamo…
—Señora, si no le importa —le corregí—. Es que me acabo de casar.
—Sí, vale, señora. Verá, no la llamo por su coche; es por el currículum que nos mandó. ¿Podría venir a las siete y media para la entrevista?
Oh, que cosa más rara...
—Bueno, yo de arreglar coches no sé mucho —me excusé—, aunque aprendo rápido —añadí. Teniendo en cuenta como iba el asunto de las revistas, mejor no cerrame ninguna puerta. Y lo de arreglar coches no podía ser muy difícil: si había sido capaz de montar una mesita de Ikea también podría...
—La entrevista es para el puesto de contable —me explicó la voz al otro lado de la línea.
¡Ups!


De modo que así están las cosas:
Entrevistas en revistas: cero patatero.
Entrevista en taller mecánico: una.

Trabajo en revistas: cero patatero.
Trabajo en taller mecánico: uno. De contable.
¡Y empiezo mañana!

PD.- ¿Qué se pone una para trabajar en un taller? Descartaré la minifalda hasta que tenga más datos…



jueves, 20 de septiembre de 2012

Una de verdades verdaderas

     ¡¡¡Me han dado 3 premios!!!
  
     Es guay, aunque sería más guay si hubiese una gala de entrega y pudiese ponerme un vestido alucinante...

    El primero es de Marlen , del blog Llámalo X.  Marlen es una chica genial, es estudiante de arte, fotógrafa, tiene muchísimo estilo y prepara unas entradas alucinantes con cosas como ésta:


     o ésta:


     Mola mucho, sí :-)))))

     El premio es este:

    Y me toca contar siete cosas sobre mí.
     Ya conocéis lo más interesante, lo que queda os va a decepcionar, pero...

    Allá va :-)

    —Cuando escribo suelo escuchar siempre la misma música: Pack Up de Eliza Doolittle. Si yo fuese un cd, sería ese cd.

    —Cuando estoy triste leo alguna novela de Wodehouse. Cojo una al azar, la abro por cualquier hoja y comienzo a leer. Si al cabo de media hora no estoy mejor, la cosa es grave.

    —Me encanta comprar novelas de segunda mano con dedicatorias.

     —No me gustan las pelis de Disney, soy más de pelis de intriga. Sé que es raro, pero los dibujos animados sacan lo peor de mí (salvo American Dad, los Simpson y Family Guy, que me hacen ser muuuuuucho más equilibrada).

     —He olvidado la contraseña del móvil un montón de veces. Ahora tengo la misma que JC (un chico con una memoria prodigiosa).

     —Soy superpuntual, en serio. Prefiero llegar media hora antes que medio minuto después.

     —A veces pongo alguna que otra reclamación..., totalmente justificada, eso sí. Llevaba un tiempo calmadísima pero no sé lo que pasó ayer que se despertó la bestia y ya he puesto tres... JC dice que es el mono después de la abstinencia.

     Y mis siete nominados son:

     —Celia
     —Maripili
     —Doctora Anchoa
     —Doctora
     —Ojizarka
     —Lemon Chaos
     —Fle
     —Sweety
     —Cocci
     —El silencio y otras palabras
     —Jana de la niebla
     —Volboretinha
     —Nuda Veritas
     —Miraver
      —Estelle

     No, no me he pasado... Yo sólo cuento siete ;-)  

  El segundo premio es de La bien querida, del blog Una Gata en el tejado.

 
     Tiene posts guays, con

     y

    
     Y ella es encantadora, ,tiene muchísima personalidad y lo notas nada más poner un pie en su blog :-)))
          
     Normas de este premio: he de responder a 10 preguntas y nominar a diez blogs.
     ¡Vamos allá!

     ¿Qué te da miedo?
     Que mi gente sufra y yo no esté cerca para ayudarlos.

     ¿Cuándo es tu cumpleaños?
     El 19 de abril (de todos los años :P)

     ¿Cuál es tu signo zodiacal?
      Aries (y soy la primera aries mansa y buenecica de la historia)

     ¿Cuál es tu color de ojos?
     Color canica (opinión de JC). Marrón del de toda la vida (opinión del resto del mundo).

     ¿Te has emborrachado alguna vez?
     Mmm… puede, sí…

     ¿Te has enamorado de alguien como para llorar?
     Sí.

     ¿Te han decepcionado?
     ¡Y tanto! Me llevo unos chascos tremendos con un montón de cosas, desde las empanadillas de La Sirena (que NO se pueden hacer en el horno, por mucho que lo diga la caja) hasta una camiseta de Oysho (se ha encogido!!!; he puesto una reclamación que tienen que estar flipando todavía) 

     ¿Tu comida favorita?
     Patatas fritas con huevos fritos (mmmmmmmm..).
  
     Lugar donde te gusta que te besen :
     En cualquier lugar.  ¡Me encanta los besos!

     Canción que escuchas en este momento :
     Go home, de Eliza Doolittle.

Y mis 10 Blogs nominados para éste premio, son:
Chuan Chen
Walden
Tarambana
Sbm
Sergio D.S.
Leno
Raindrop
Expediente X
Sandler
Sr. Gilipollas
:(
Javier Divisa
HombreRevenido

Y el último premio también es de Marlen :-)))))))))))))))). Y viene con isntrucciones detalladas:

     1- Incluir el logo del premio en un post en tu blog
     2- Contestar a 10 preguntas
     3- Nominar otros 10 blogs
     4- Poner un link a tus nominados y comunicarles a través de sus blogs que han ganado
     5- Haz link a quien te haya nominado




     Las preguntillas:

     ¿Cuál es tu color preferido o con el que te sientes más favorecida ?
     El amarillo (y ya sé que no hay campo sin grillos ni hortera sin amarillo) (aunque yo me veo más excentrica que hortera :P)

     Si pudieras aparecer como por arte de magia en otro país,  ¿en cuál sería?
     En Holanda (no, no es por el tema del porrillo, es por el museo Van Gogh) (ehhh!!!!, que es cierto!!!!)

     ¿Cuál es tu película/serie favorita?
     Vértigo y Expediente X.

     ¿Con qué diseñador de moda o firma te encantaría trabajar?
     No, no nos liemos que yo donde quiero trabajar es en Vogue.

     ¿Tonos flúor o pastel?
     Pastel.

     ¿Campo o playa?
     Playa.

     Algo que te encantaría hacer pero por el momento no has podido :
     Tener una casita en la sierra con chimenea y biblioteca.

     Algún personaje histórico que te encante :
     Vincent van Gogh (¿ves como lo de Holanda no es por los Coffe Shop?).

     ¿Chocolate o fresas?
     Fresas con nata. Siéntate porque te va a dar un chungo pero... ¡odio el chocolate!

     Alguien en quien inspirarte:
     Hercules Poirot: necesito ejercitar mis pequeñas células grises.

     Y mis 10 nominados son :

      Cris
      Verillo
     Nikita
     Juan
     CQ
     Pilar
     Alex Palahniuk
     Speedygirl
     Ana Pepinillos
     Exter
     Cruela
     Chloé
     Paula
     Pompitas de Algodón
    Carlos
     La condesa descalza
     Bielmum

      ¡¡¡ Feliz día !!!

lunes, 17 de septiembre de 2012

La boda, capítulo final



 Tras los escalofriantes momentos vividos con la peluquera psicópata y la histeria causada por su familia, Lili, la chica de los nervios de acero, divina de la muerte con el vestido que no  habría de quitarse el resto de su vida, se encamina hacia el cortijo, en pleno desierto de Cabo de Gata, dónde tendrá lugar el gran acontecimiento: ¡su boda!

Estarás de acuerdo conmigo en que el comienzo del reportaje de Vogue sería alucinante, con dosis de… ¡Ouch!
—Lo siento —dice mi hermana Sofi.
Vale…, ¿por dónde iba? Oh, sí, el reportaje. Creo que podría darle más emoción al tema del vestido, igual acentuar la… ¡Ouch!
—Lo siento.
Sí, acentuar la… ¡Ayyyy!
¡Ya está, se ha acabado!
—¡Sofi, párate! —me niego a continuar con esta loca al volante—. ¡Sofi, que pares! —¡ayyyyyyyyyyyyyyy!, ¿otra vez? ¡Por Dios, de este último bache me quedo tonta!—. ¡Sofi, o te paras o me tiro! —¡ea, fuera las tonterías!
El coche se detiene en el arcén de la carretera. Mal hecho eso de estacionar ahí, lo sé, pero acabo de dar un salto en el asiento de atrás que casi me lanza directa al espacio exterior, en plan cohete blanco.
—¿Qué haces? —pregunta mi hermana sorprendida—. Si me chillas me pongo nerviosa y conduzco fatal.
El coche de mis padres se detiene al lado y mi padre baja la ventanilla del conductor. En el asiento de atrás Eli, Alicia y Emma me observan con cara de susto (sí, Emma a sus cuatro meses también, esta niña es un prodigio).
—¿Por qué paráis? —pregunta mi padre.
—Lili se ha vuelto loca —contesta mi hermana con los ojos en blanco—. Amenaza con tirarse.
—Cariño, si no quieres casarte con decirle al cura que no…—comenta mi madre al tiempo que se retira una de las hojas de la flor que lleva en la frente del ojo izquierdo.
—No, mamá, si no se casa por la iglesia, que Lili es muy moderna —uf, no me creo que mi hermana Eli siga con el tema, qué pesada…
—Te dije que era mejor que te llevase JC —nos interrumpe mi padre y mueve la cabeza desaprobador.
¿Pero cómo me va a llevar el novio a la boda? 
¿Mi padre sabe de qué va todo esto?
—Y vas a llegar tarde; con JC no te pasaría —concluye, moviendo el dedo índice de la mano de derecha a izquierda—. Te lo dije. Y no te lo repito que luego…
Madre mía…, madre mía…
¡¡¡Madre mía!!!
Con decisión abro la puerta del asiento de atrás del Volvo de mi hermana, me recojo la falda del vestido, bajo del coche, lo rodeo, saco a mi hermana por el brazo (aunque Sofi se agarra sorprendida al volante, pero el cabreo me vuelve sorprendentemente fuerte) y me siento. Ajusto los espejos, alejo un poco el asiento, me abrocho el cinturón de seguridad y arranco.
—¡Tía, ya te vale!—la voz jadeante de Sofi llega desde el interior del vehículo y no desde fuera. ¡Qué rabia! —. ¡No pagues tus nervios conmigo!

* * *

            Después de lo sucedido en la carretera de Níjar, a la altura de Barranquete, nuestra heroína Lili se hace con el volante tras varios intentos frustrados de su hermana Sofi de que no llegase a la boda con vida.

      Vaya, podría darle un toque de intriga al día. Fijo que este nuevo giro de los acontecimientos le gusta a don Francisco: nada de sentimentalismo, fuera lágrimas de felicidad. Igual podría meter un asesinato… ¿Y colaría si incluyo a Poirot en la lista de invitados?
            Mmmm…, mejor lo pienso luego, que ya estoy llegando. ¡Oh, qué guay!

* * *

            La chica se coge del brazo de un caballero elegantemente vestido y trata de aclarar su mente. El corazón le late desbocado y de repente siente miedo, de no poder dar un paso, de no ser capaz de hablar, del “para siempre”. Mira alrededor aterrorizada y entonces lo ve, allí al fondo, con un traje oscuro y una sonrisa clara. Y todo desaparece, el miedo, la gente, las margaritas, y sólo queda él. Y ella. Y ella sabe que sólo con él para siempre no será demasiado tiempo. Con él, para siempre nunca será suficiente.

* * *

            Acabo de ver a JC y estoy deseando llegar a su lado. Mi padre me acompaña sujetándome con firmeza (si me cayese no se lo perdonaría jamás) (yo a él, me refiero).
¡Oh, todo está precioso!, con farolillos, antorchas y miles de margaritas. Margaritas por ti, titoya, siempre son por ti…
Mis amigos me sonríen y la familia me abraza con sus miradas.
Estoy al fin junto a Jorge. Me mira y…
Soy feliz.







            

          The end :-)))))

          

viernes, 14 de septiembre de 2012

El cotilleo de las nueve. Viernes

   Cotilleos diarios a las nueve de la mañana. 


     Dime cómo te vistes y te diré cómo te sientes. 

        

           —¿Por qué estás tristona, guapa? —me pregunta JC. Lo miro desconcertada: hemos quedado para comer en el Vips y acabo de llegar, ¿cómo lo sabe? Si todavía no le he contado nada. Madre mía, me lee la mente…—. El vestido —me aclara.
            Me miro y ahí está: el vestido gris con florecillas negras de H&M de hace mil años. Me llevo una sorpresa tremenda: pensaba ponerme unos vaqueros, ¿en qué momento he cambiado de opinión?
            Soy de un claro para esto de vestir que me indigno: si es que yo misma me chivo de cómo estoy. ¿Cómo consigue la gente vestirse de rosa en un día gris? Fíjate en Lady Gaga: la única conclusión que sacas de su forma de vestir es que se ha tomado un tripi.O dos. O un bote entero. ¿Indicios de tristeza? Cero.


        
                           


        Mmmm, llevas razón, parece poseída por el espíritu de una princesa Disney de parranda.
            —Cuando salga de trabajar podríamos ir a Fnac a echar un vistazo a las novelas —la voz de JC se cuela en mis pensamientos—, y luego te invito a cenar —me sonríe y me engulle en un abrazo inmenso—. Ya verás como se te pasa la tristeza.
            Vaya…, igual este vestido gris no es tan malo después de todo…



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...