martes, 30 de octubre de 2012

El mes que desaparecí



—¡Eh! —grita Lili, fuera de sí. Aparto la vista de la novela que me tiene absorta desde hace cinco horas y la miro. Está justo delante de mí, con los brazos en jarras y los ojos chispeantes de indignación.
—¿Qué?
—¿Qué? —mueve la cabeza con incredulidad—. ¿Me preguntas “qué”? ¿¿En serio me estás preguntando “qué”??
—Sí… —contesto. Lili se acerca y noto su respiración acelerada.
—¿Te has dado un golpe en la cabeza y has perdido la memoria? —me interroga a voces.
Intuyo que la pregunta tiene truco así que me lo tomo con calma, nada de contestar deprisa que fijo que…
—¡Eh, que estoy hablando contigo!
—No, ningún golpe —contesto, despistada.
—¿Te han secuestrado?
—No —¿de qué va esto?
—¿El ordenador funciona?
—Sí —creo… Hace tiempo que no me acerco a él.
—¿Y las manos? ¿Sigues teniendo manos?
—Lili, no sé…
—¿Que no sabes? ¡Esto es inaudito! ¡Que no sabe, dice la tía! —Lili se da la vuelta y sale del salón—. ¡Dime la contraseña de tu email! —vocea desde mi despacho—. ¡Maite, que me des la puñetera contraseña! —guardo silencio y la oigo aporrear el teclado del ordenador y lanzar tacos.
Me levanto del sofá y la sigo.
—¿Pero qué haces?
—¡Quiero hablar con Blogger! —contesta mientras prueba palabras en el campo de la contraseña y le da al “enter” una y otra vez—. ¡Quiero un cambio de bloguera! ¡Y quiero ponerte una reclamación, que te estás portando fatal conmigo!
¡Oh!
¡Pero bueno!
—¿Estás tonta? —me acerco y le quito el teclado—. ¡Y para ya, que me vas a bloquear el correo!
—¿Que más te da, si llevas casi un mes sin escribir? —¿un mes? ¡Venga ya! Un par de días, cuatro como mucho. No creo que llegue ni a la semana…—. ¡No me haces caso! —se gira y me clava una mirada triste—. ¿No ves que me estoy mustiando? Mírame, estoy cogiendo un tonillo gris de lo más feo.
—Lili, es que he tenido mucho lío y poco tiempo y… —me interrumpo, no puede ser cierto...— ¿Hablas en serio? ¿Llevo un mes sin escribir?
Afirma con la cabeza.
—¡Y yo quiero volver! ¡Quiero visitar a Doctora, recoger el premio de Expediente X y leer el blog de Sandler! ¡Quiero preguntarle a Sbm dónde está! ¡Quiero cotillear con Maripili y con Celia! ¡Y lo quiero yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, maitepordios!

* * *

            De modo que ya lo sabes: el mes que desaparecí lo pasé enterito en la cabeza de Maite, que no me dejó salir. No hice nada y casi dejé de existir. Y mientras yo languidecía, ella…

            


 

           




            
           ¡No hay derecho! ¡Es la última vez que la perdono!
¡¡¡¡Como vuelva a dejarme tirada me voy a otro blog!!!!





                         



miércoles, 3 de octubre de 2012

El bolso de Lili, by Tarambana

     Ella tiene el suyo:
Bolso Kelly, de Hermés



     Ella también:
Bolso Birkin, de Hermés

     Y ella:
Bolso Stam, de Marc Jacobs

   
     Y es normal que ella también tenga uno:

Bolso Alexa, de Mulberry

     Lo de ella es más sorprendente...


Lomana Bag, de Ion Fitz

  
      ¡¡¡Y ahora también yo tengo el mío, yupi!!!

Bolso Lili-Chardonnay, by Tarambana
  


      ¿Qué más necesita una chica para que los de Vogue la llamen?

       ¡¡¡Tarambana, eres un sol!!! Muchas gracias :-))))))))))))))))



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...